Octavio Rojas: Ahora a la gente que se dedica a internet se ve como estrellas de rock ;)

Jueves, julio 5th, 2012

El fundador del evento «Web. La Conversación», que tendrá lugar hoy jueves 5 de julio, explica que las empresas buscan cada vez más a perfiles de trabajadores «online»

La séptima edición del evento «Web. La Conversación» analizará, entre otras cuestiones, la evolución de la inversión publicitaria en los medios «online», moda y publicidad, así como tendencias como el «coworking» donde emprendedores y autónomos comparten un mismo espacio para desarrollar proyectos tanto de forma independiente como colectiva.

El encuentro, que tendrá lugar hoy jueves 5 de julio (C/ Concepción Jerónima, 22, Madrid), espera reunir a más de 120 asistentes y superar cifras de visitas vía «streaming» cosechadas el pasado año donde casi 4.000 personas vieron las ponencias a través de internet. Su organizador, Octavio Rojas, veterano en estas lides, explica que las empresas buscan cada vez más a perfiles de trabajadores «online».

– Siete ediciones ya, que se dice pronto.

– Sí, es un evento por el que han pasado más de cien ponentes y más de 2.000 personas. Lo han seguido vía «streaming» entre 3.000 y 4.000 personas. Si uno lo ha seguido ha podido ver la evolución de internet en España. Al principio llevaba el título de «blog», porque la revolución 2.0 comenzó con los blogs, pero el año pasado decidimos cambiarlo. Los blogs, en un momento dado, pasaron a un segundo plano. Ahora son las redes sociales las que están en primerísimo plano. El concepto «web» es un paraguas para analizar lo que está pasando realmente.

– ¿Y qué evolución de la web percibe?

– Si lo vemos como un todo, hay cosas en las que ha habido un inmovilismo total. Por ejemplo, el lado empresarial que hablaba que iba a haber una gran revolución y, al final, no ha habido tal. Hay otras cosas que se han movido, como lo sucedido en el norte de África. Nadie se lo podía haber imaginado. La gente pensaba que nunca se derrocarían a los dictadores. Al final ha llegado. Se le han agregado varios conceptos, como Wikileaks, los móviles o las redes sociales, que han ayudado a ese empuje. Luego está la parte intermedia de la gente que hemos ido aprendiendo y que en algunos casos nos hemos visto empujados por la propia ola. Esa evolución social, política y económica es lo que se ha ido viendo en este foro. Es un evento que refleja la parte social, política y económica de los movimientos de internet y no tan centrado en la parte técnica.

– ¿Ahora ya no se ve a la gente que se dedica a internet como un «friki»?

– Ahora incluso se ven como estrellas de rock. Al principio, las agencias pensaban «vamos a enviar información a los blogueros porque los blogueros no se sabe lo que van a publicar» y, ahora, es «pon un bloguero en tu vida». Ahora, Community Managers, blogueros… se les persigue como algo fundamental en las estrategias de comunicación. Se ha visto un aumento de atención y recursos, tanto humanos como económicos, para la comunicación en internet. Y no solo para esto, sino para el universo que tiene que ver con la venta de marca, de e-commerce…

– ¿En qué situación estamos ahora?

– Estamos en la ola de las redes sociales, de Facebook y Twitter, definitivamente. Aunque ya hay gente que ya está diciendo que Facebook está dando signos de agotamiento. Lo que pasa es que, claro, estamos acostumbrado a este vértigo de lo nuevo que, cuando algo apenas está llegando a la madurez, queremos matarla. Hay todavía un recorrido inmenso para muchas cosas. Las mismas aplicaciones lo entienden así y van evolucionando, claro que esa misma evolución muchas veces molesta al usuario haciendo que deje de utilizarlas o busque otras alternativas.

– Eso me recuerda a unas palabras del escritor Carlos Ruiz-Zafón, que aseguraba en ABC que Facebook y Twitter van a desaparecer…

– Los conceptos de las marcas de internet ser irán concatenando más para hacerse más híbridos. Eso no quiere decir que desaparezcan, sino que se van a conformar. La adopción masiva se empezó a dar con los comentarios de los blogs. Ahora, prácticamente, los blogs ya no tienen conversación porque esa conversación se da en Twitter o Facebook. Quizá lo siguiente en aparecer sea algo híbrido, entre móvil, tablets, interacción física con los dispositivos que ya estamos viendo incluso…

– Suena casi futurista, como extraído de la película «Minority Report».

– Estamos llegando a ese nivel. Para la gente de mi generación lo veíamos como algo inalcanzable, ahora estamos pensando en algo que ni siquiera imaginábamos, que ni siquiera la ciencia ficción podría «verlo» en su momento. Ya está llegando ahí. También hay una parte de optimismo en todo esto. La tecnología ya ofrece soluciones a los problemas que antes afectaban al mundo.

– ¿Y sin Twitter, por ejemplo, no se hubieran sucedido las revueltas árabes?

– Lo que pasa es que la velocidad de la tecnología provoca que la velocidad de los ciclos históricos vayan más rápido. Al final lo que esto origina es que procesos que antes se podían dar en cinco generaciones ahora se den en veinte años.

– Entonces, ¿se están reduciendo los plazos de cambio?

– Cambio a todos los niveles, tanto a nivel social, económico o político. Por ejemplo, algunas veces tenemos que pensar en cómo ha sido esta evolución. Pero hay algo en la condición humana: cuando los cambios son muy rápidos se llega al oscurantismo. En «Web. La conversación» hablamos precisamente de esto; no de cómo la tecnología en sí misma, sino el impacto de esta tecnología en los diferentes ámbitos de la sociedad.

– ¿Cree que las redes sociales democratizan la sociedad?

– Son una ventana abierta a lo que uno quiera. También es verdad que hay un grupo, cada vez mayor, que sabe cómo utilizarlas y sacar un máximo provecho de ellas. La adopción de internet está creciendo mucho en España. La relación con la tecnología, como se entienden la sociedad, es distinta en otros países, como Japón.

– ¿Ahora una sola persona puede cambiar el mundo desde su Twitter, por ejemplo?

– Una sola persona por sí misma no, ahí depende de la comunidad y su capacidad de distribuir su información y que a ésta le sea interesante. Salvo que sea un gran líder de opinión, es complicado. Es más una cuestión de comunidad y que algún momento toque esa tecla que se reproduzca. Muchas veces las redes sociales son antropófagas. Por ejemplo, antes era estupendo hacer un «Trending Topic» -tema del momento-, pero ahora ves que algunas veces son auténticas chorradas. El problema es que como hay esa necesidad de dar constantemente la nota la nota no se escucha.

– Los «Trending Topic» no son lo relevantes?

– Matemáticamente es lo que más se está hablando, pero quizá habría que que desagregarlo de la parte de fondo de temas que de verdad importan.

– Las personas que estén metidas en esta red, ¿puede vivir sin Twitter?

– Es un elemento más de la socialización, pero no es toda la socialización. Si fuera así, dejaríamos de lado a tres cuartas parte de la sociedad. De hecho, se da mucho abandono. Son herramientas y, evidentemente, depende de cómo uno la utilice.

Fuente: http://goo.gl/5X0lP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s